Nueva Imperial y la zona costera brindaron una emotiva y masiva despedida al reconocido artista, que fue velado en su vivienda en Avenida Los Alerces, comuna de Nueva Imperial, hasta donde llegaron amigos, familiares y admiradores del maestro, cuyo cuerpo fue despedido junto a algunas de sus maravillosas esculturas que aún se encontraban en su taller.

Los restos mortales del artista mapuche fueron retirados para dar inicio a un sepelio que recorrió las avenidas de Nueva Imperial, primeramente, visitaron el Parque borde río, donde se encuentran 7 de sus esculturas, prosiguiendo luego a la Plaza Pedro de Valdivia, lugar que es adornado por 4 esculturas, visitaron también el Parque Tihers, lugar que se encuentran 3 de sus últimas esculturas, finalmente llegaron hasta el patio 7 del Cementerio Municipal, donde descansará”.

Originario de Puerto Domínguez y escultor autodidacta, con el paso de los años, Quilempán se transformó en un habitante de casi toda la zona costera de La Araucanía, llevando lo mejor de su arte a varias comunas de la región y el país. Su legado como artesano de la madera quedará como recuerdo imperecedero para quienes caminen por Nueva Imperial, Puerto Domínguez, San Juan de la Costa, Lebu o Laraquete.

En una entrevista realizada por la Municipalidad de Nueva Imperial el 2015, Ildefonso Quilempan se definía como una persona meticulosa en la ejecución de sus obras: “Yo no hago una obra por azar”, explicaba, agregando que “me encanta rescatar todo lo que tiene que ver con la memoria histórica, ya sea del mapuche o del huinca. Todo lo que yo hago tiene un propósito o un sentido cultural”.

Ese era el escultor Quilempan que muchos conocimos en Nueva Imperial y la zona costa, un hombre mapuche comprometido con su tiempo y su cultura, que nos dejó un legado de arte y de compromiso ante la vida.