La gran obra comprende 68.790 m2 de espacios públicos. La ejecución considera obras de equipamiento urbano, de arquitectura, estructuras cubiertas multiuso, agua potable y alcantarillado, riego, iluminación, pavimentación y evacuación de aguas lluvias. Se incluye, además, la instalación de mobiliario urbano, maquinarias de ejercicios y juegos infantiles, además de paisajismo que considera biodiversidad y cosmovisión mapuche.

El proyecto busca revitalizar, recuperar y generar continuidad en el borde costero de la ciudad, recorriendo 2,8km de extensión, de Norte a Sur, desde el “Hito de las Ruinas” (Ex-casa Duhalde), hasta el sector de la Caleta “El Huilque”. El recorrido contempla la incorporación de paseos peatonales con circuitos universales, ciclovías y una nueva avenida, acompañado por zonas de descanso, áreas verdes, miradores y paradores de servicios.

La seremi de Vivienda y Urbanismo, Romina Tuma señalo que no es casual que se haya elegido el Parque Costanera como uno de los dos a ejecutar en la región, ya que esto obedece a la voluntad política de la presidenta Bachelet. “Saavedra es una de las comunas más pobres de La Araucanía; pero, a la vez, es una de las más hermosas y más ricas en recursos naturales. Hoy estamos pagando una deuda histórica con el sector costero, poniéndonos al día con inversiones que dan valor a estas riquezas, potencian el turismo, dan dignidad a las familias y entregan nuevos espacios públicos para la comunidad”, agregó la autoridad.

Las zonas dispuestas del Parque Costanera
 
El parque Costanera está integrado por 4 zonas temáticas articuladas con un borde transitable peatonalmente de norte a sur, que cubre una superficie de intervención de 68.790 m2. Se destacan los siguientes tramos:

Tramo 1 histórico – natural: sector norte ruinas, humedal.
 
Este tramo será destinado a que sirva para el esparcimiento y recreación de la población con un enfoque que realce la diversidad de la fauna local. Viene a complementar la carencia de estos espacios en la zona.
 

Tramo 2 turístico, recreativo y deportivo: acceso de la ciudad, explanada norte.
 
Este tramo busca aumentar la oferta de áreas para la recreación, y entregar a los visitantes una alternativa para explorar parte de la vegetación que se encuentra en los alrededores. Se configuran espacios a aquello deportes ancestrales, con la idea de que no se pierdan tradiciones propias del pueblo mapuche y su Cosmovisión. También se les da cabida a los niños con áreas de juegos infantiles y a los jóvenes con pistas para deportes alternativos como skateboard, scooter freestyle, rollers, BMX, etc.

Tramo 3 cívico – cultural: zona centro de la ciudad, desde calle Winter a Lautaro.
 
Este tramo busca reconocer principalmente un espacio para las celebraciones, destacando la fiesta de San Sebastián. Es el tramo más angosto del proyecto y actúa como paseo de borde y conector de los tramos más abiertos que albergan los mayores usos e infraestructura.

Tramo 4 turístico – gastronómico: desde calle Lynch a cocinerías.
 
Es el remate de las intervenciones del proyecto Costanera, en donde se aprecia la intervención en la desembocadura del canal 21 de mayo, como un espacio público inundable, con gran atractivo, generando un punto de interés paisajístico. Cuenta con un parador de servicio que proyecta una cubierta que servirá para futuros puestos de venta artesanal, comercio local y dispersión. Finalmente, se encuentra una plaza elevada cubierta que permitirá realizar distintos eventos al aire libre, además de la relación con el sector de las cocinerías.