La actividad tuvo lugar en el estacionamiento municipal del final de calle Prat y fue realizada por los profesionales de la Municipalidad Fernanda Salazar y Álvaro Estrada, siendo la finalidad de la inspección el garantizar y brindar seguridad a los estudiantes que día a día deben hacer uso de este medio de transporte, como también a los padres y apoderados de la comuna. Actualmente, la Municipalidad de Nueva Imperial cuenta con una flota de 19 vehículos escolares, que cubren 4 establecimientos educacionales urbanos y 9 escuelas rurales de la comuna.

Cabe destacar que, según las normativas vigentes, tanto el conductor como los vehículos deben cumplir rigurosamente todos los requisitos, dentro de los cuales es estar inscrito en el Registro Nacional de Transporte Escolar, licencia de conducir clase A1 o A3 y portar una tarjeta que identifique sus datos personales.

Así también, toda la documentación del vehículo debe encontrarse vigente (revisión técnica, análisis de gases, permiso de circulación y seguro obligatorio). La revisión técnica debe indicar la capacidad máxima de pasajeros, cifra que debe ser informada al interior del vehículo y respetada por el conductor(a). Los vehículos de año de fabricación desde 2007 en adelante, deben contar con cinturón de seguridad, en todos los asientos y el tiempo de viaje -desde y hacia el colegio- no debe superar los 60 minutos dependiendo de la lejanía del colegio al hogar del alumno.

Otra de las características que debe cumplir el transporte escolar, es que en el caso que el transporte escolar lleve más de 5 niños de jardines infantiles o educación parvularia, el conductor deberá viajar acompañado de un adulto, quien deberá estar registrado en la Seremitt. También se prohíbe el traslado de menores de ocho años en los asientos delanteros, esto dentro de otras exigencias, mientas que Carabineros de Chile e inspectores fiscales dependientes del Departamento de Fiscalización del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones son los encargados de fiscalizar al transporte escolar, que también puede ser fiscalizado por inspectores municipales.

En el contexto de esta inspección, el alcalde Manuel Salas Trautmann, felicitó, “especialmente a los choferes de los vehículos del transporte escolar municipal, quienes esta mañana en el Acceso Peatonal El Alto se reunieron para la inspección y chequeo de sus vehículos. Ellos han realizado un gran trabajo, y queremos que eso continúe. Necesitamos que nuestros niños asistan todos los días a sus escuelas, para que cada día mejore su calidad de enseñanza, porque la educación la hacemos todos, cada uno pone su grano de arena a cada niño y niña que se está formando”, manifestó el alcalde de Nueva Imperial.